2019 será Año Jubilar de Almonte por la Venida de la Virgen

2019 será año jubilar en Almonte

2019 será año jubilar en Almonte por la Venida de la Virgen

 

El Obispo de Huelva, D. José Vilaplana, con el papa Francisco

El Obispo de Huelva, D. José Vilaplana, con el papa Francisco

El Ayuntamiento de Almonte ha celebrado con una “enorme alegría” la decisión del Vaticano de conceder al municipio almonteño el Año Jubilar para 2019, con motivo del centenario de la coronación de la Virgen del Rocío y la Venida de la Blanca Paloma a Almonte, donde la imagen permanecerá durante nueve meses.

            La alcaldesa de la localidad, Rocío Espinosa, ha expresado su satisfacción por la concesión y ha felicitado a la Hermandad Matriz, al tiempo que ha mostrado su agradecimiento al Obispo de Huelva, José Vilaplana, tras conocer la noticia, anunciada por el propio Obispo de la Diócesis onubense durante la apertura de la LXII Asamblea General de Presidentes y Hermanos Mayores de hermandades filiales de El Rocío, celebrada este domingo en la Casa Hermandad de la Matriz de Almonte con la presencia de la propia regidora almonteña.

            “Estábamos esperando esta respuesta positiva a la indulgencia solicitada por la Hermandad Matriz de Almonte hace más de un año y es motivo de celebración y felicitación a la Hermandad y al pueblo de Almonte por este logro”, ha resaltado Espinosa. “La Santa Sede ya se ha pronunciado, por lo que ahora sólo nos queda esperar que esta declaración sume y refuerce la solicitud del Ayuntamiento de Almonte para que el Gobierno de España nos conceda la Declaración de Acontecimiento de Excepcional Interés Público, que aprobamos por acuerdo de pleno el pasado mes de febrero”, ha añadido la alcaldesa.

            El acuerdo, propuesto por la regidora almonteña y aprobado por unanimidad, solicitaba al Gobierno de la Nación “la declaración del Centenario de la Coronación de Nuestra Señora del Rocío y el Traslado como Acontecimientos de Excepcional Interés Público, a los efectos de lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 49/2002, de 22 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo, desde el 1 de septiembre de 2018 al 1 de septiembre de 2020”.

            La alcaldesa se ha mostrado convencida de que “el municipio y todos los almonteños y almonteñas estarán a la altura de lo que supone este año de gracia rociero”, para lo que “desde el Ayuntamiento llevaremos a cabo todos los esfuerzos que sean necesarios”, ha añadido, tras lo que ha destacado “la enorme importancia que el Año Jubilar tendrá para el municipio desde el punto de vista turístico y económico”.

            El Consistorio almonteño ya se estaba preparando para que el centenario de la coronación de la Virgen y su Venida al municipio se celebrase con todo su esplendor, para lo que, entre otras iniciativas, ha licitado las obras de remodelación de la Plaza Virgen del Rocío, que cuentan con un presupuesto de licitación de 250.000 euros.

            Las obras permitirán la cimentación de la Catedral Efímera que presidirá la céntrica plaza durante los nueve meses que la Blanca Paloma estará en Almonte. Además, el proyecto contempla una reforma integral de este espacio, para lo que se eliminarán las barreras arquitectónicas, se suprimirán todos los desniveles y se renovará el pavimento, pero respetando los elementos arquitectónicos de la misma.

            El Año Jubilar rociero comenzará el 8 de junio de 2019, cuando se conmemora el centenario de la coronación, y se prolongará hasta el 7 de junio de 2020 para albergar el traslado de la Virgen desde El Rocío a Almonte, conocido como ‘Venida de la Virgen’, un acontecimiento que se produce cada siete años y que tendrá lugar desde agosto de 2019 hasta mayo de 2020.

            El jubileo se podrá lucrar bajo las condiciones acostumbradas –confesión, comunión, rezo del credo y por las intenciones del Papa– visitando el Santuario del Rocío o la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte.

            Los fieles que por su edad, por enfermedad o cualquier otra causa grave no puedan acudir hasta el santuario o la parroquia para lucrar el jubileo, explican desde la diócesis de Huelva «se podrán lucrar de la indulgencia siempre que se unan en la oración ante una imagen de la Virgen del Rocío y de acuerdo con las normas que marca la Iglesia, uniéndose espiritualmente a las funciones jubilares»