El 0,7 % para la Iglesia cumple 10 años

El 0,7 % para la Iglesia cumple 10 años

El 0,7% para la Iglesia
cumple diez años

Un tercio de los declarantes marca la casilla
en su declaración de la renta 
El año pasado se consiguió la cifra más
elevada de la serie histórica

            XTantos. La Asig­na­ción Tri­bu­ta­ria cum­ple 10 años con un sis­te­ma que res­pe­ta la li­bre elec­ción de los con­tri­bu­yen­tes al de­ci­dir que una par­te de sus im­pues­tos, el 0,7%, se des­ti­ne con­cre­ta­men­te a la la­bor de la Igle­sia.

            No existe una única razón para marcar la X de la Igle­sia en la Declaración de la Renta, pero más de 8,5 millones de contribuyentes la marcan li­bremente. El Modelo de Asigna­ción Tributaria a la Iglesia cum­ple 10 ejercicios, y en la renta del año 2017 (IRPF 2016) la Iglesia ha recibido 256,21 millones de euros. Este im­por­te su­po­ne un in­cre­men­to del 2,83% con res­pec­to al año an­te­rior y la ci­fra más ele­vada de la se­rie his­tó­ri­ca.

            En lo que se re­fie­re al por­cen­taje de de­cla­ra­cio­nes, se si­túa en el 33,54%, un 1,39% me­nos que el año an­te­rior. Una ba­ja­da cier­ta que tam­bién se ha pro­du­ci­do en la asig­na­ción a fi­nes so­cia­les, lo que nos pue­de lle­var a pen­sar en al­gún tipo de di­fi­cul­tad en el sis­te­ma que no ter­mi­na de fa­ci­li­tar la li­bre elec­ción del con­tri­bu­yen­te. Por otra par­te, de las de­cla­ra­cio­nes que mar­ca­ban la ca­si­lla de la Igle­sia y que asig­nan a otros fi­nes so­cia­les ha au­men­ta­do del 60% en 2016 al 62,5% en la úl­ti­ma de­cla­ra­ción.

            Es una gran opor­tu­ni­dad el he­cho de que, li­bre­men­te, po­da­mos ele­gir el des­tino con­cre­to de un por­cen­ta­je de nues­tros im­pues­tos. Es el signo de una so­cie­dad ma­du­ra y res­pon­sa­ble.

            A ni­vel re­gio­nal, las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas más sen­si­bi­li­za­das son Cas­ti­lla-La Man­cha (45,94%), La Rio­ja (45,37%) y Ex­tre­ma­du­ra (44,70%). En tér­mi­nos ab­so­lu­tos, las pro­vin­cias con más peso son Ma­drid, Bar­ce­lo­na, Va­len­cia y Viz­ca­ya.

            La Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Espa­ñola es la res­pon­sa­ble de re­ci­bir la Asig­na­ción Tri­bu­ta­ria y la en­car­ga­da de dis­tri­buir­la en­tre las dió­ce­sis para el desa­rro­llo de su ac­ti­vi­dad, que es po­si­ble gra­cias a la par­ti­ci­pa­ción de to­dos. Más del 80% de lo re­ci­bi­do se en­vía di­rec­ta­men­te a las dió­ce­sis.

            Cada año la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal Es­pa­ño­la pu­bli­ca la Me­mo­ria de Ac­ti­vi­da­des de la Igle­sia, un do­cu­men­to au­di­ta­do don­de se de­ta­lla cómo se dis­tri­bu­ye el di­ne­ro de la ca­si­lla de la Igle­sia y al­gu­nos as­pec­tos fun­da­men­ta­les de lo que la Igle­sia de­sa­rro­lla. Ade­más, cada dió­ce­sis pu­bli­ca su pro­pia me­mo­ria de ac­ti­vi­da­des y sus cuen­tas en torno al Día de la Igle­sia Dio­ce­sa­na.