Los papas ante la cámara

Juan XXIII

Juan XXIII

Los Papas ante la cámara. De Pío XII al Papa Francisco

Fue presentado la tarde del lunes, 16 de diciembre, en la “Sala Marconi” de Palacio Pío, sede de Vatican News, el libro de Martina Luise que reconstruye la historia de la relación entre los Pontífices y los medios televisivos.

Ciudad del Vaticano

Pablo VI

Pablo VI

“Un interesante viaje entre el pasado y el presente, del Papa Pío XII al Papa Francisco”. Así, escribe el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado Vaticano, en el Prefacio del libro “Los Papas ante la cámara. De Pío XII al Papa Francisco”, de Martina Luise, publicado por Ediciones Aracne. Una relación, entre la Iglesia e imágenes en movimiento, que se inició formalmente en los años 50 con Pío XII, “encaminándose – recuerda el Purpurado – a lo largo de un recorrido hecho, como siempre, de saltos de confianza y de restricciones preventivas, con especial atención a los aspectos educativos”. Pero ya en 1896 el Papa León XIII se dejó grabar por el “cinematógrafo” en los Jardines Vaticanos.

Luego Juan Pablo II

Luego Juan Pablo II

El Cardenal Parolin recuerda algunos momentos paradigmáticos de la relación entre los Papas y la televisión: desde el discurso televisivo de Pío XII en 1949 a la televisión francesa, con ocasión de la Pascua, hasta el célebre “discurso de la Luna” de San Juan XXIII en 1962, luego irradiado al mundo por la televisión; desde el viaje de Pablo VI a Tierra Santa hasta el cambio de ritmo con San Juan Pablo II, que promovió el nacimiento del Centro Televisivo Vaticano (CTV) en 1983, con la opción, entonces, de no ocultar al mundo sus propios sufrimientos físicos. Y, aún quedan impresas las imágenes del vuelo a Castel Gandolfo de Benedicto XVI, así como la elección del Papa Francisco que, nota el Cardenal Parolin, “imprimió inmediatamente un cambio de ritmo en la manera de ser Iglesia”. Recordando sus palabras ante la multitud en la Plaza de San Pedro, el Secretario de Estado subraya las opciones editoriales del CTV con los movimientos de máquina, que permitieron fusionar las dos miradas: la de los fieles en la Plaza hacia el Pontífice y la del Papa y así se instauró “en la forma del relato lo que se ha convertido en el estilo del Pontífice: el cruce de miradas, preludio de su abrazo personal y de la Iglesia para todo hombre y toda mujer”.

Un recorrido de más de 60 años

Benedicto XVI

Benedicto XVI

El libro, que contiene la introducción de Sergio Zavoli y el epílogo de Raniero La Valle, recorre los pasos de esta historia, analizando desde 1954 – año en que la televisión llega a Italia – cómo los Pontífices se han confrontado a estos medios. Un recorrido que se desarrolla con los testimonios de expertos y protagonistas a lo largo de más de sesenta años de historia de la Santa Sede, con atención al papel de la RAI (Radio Televisión Italiana) y más tarde de TV 2000 y del Centro Televisivo Vaticano.

La comunicación de los Papas ante el anuncio del Evangelio

Su aprecio también lo expresó el Cardenal Gualtiero Bassetti, Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), quien participó en la presentación junto con el Cardenal Francesco Coccopalmerio, Presidente Emérito del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, el Prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini, y Valentina Alazraki, Decana de los Vaticanistas.

El Cardenal Bassetti señaló cómo los Papas se han abierto al mundo contemporáneo comprendiendo el potencial de los nuevos medios de comunicación, dando así testimonio de cómo la Iglesia es una Iglesia en salida. Un texto genial y de fácil lectura, lo ha definido el Cardenal Coccopalmerio, notando como hablar de los Papas ofrece la oportunidad de hacer conocer a los lectores muchos eventos eclesiales.

Papa Francisco

Papa Francisco

La periodista Valentina Alazraki se refirió en particular a la extraordinaria capacidad comunicativa de San Juan Pablo II y del Papa Francisco. Recordó las dos primeras conferencias de prensa en el avión de ambos, en las que estuvo presente. En particular, lo que le ha impresionado más ha sido lo que llamó “el poder del silencio” de los últimos tiempos del Papa Wojtyła como cuando su voz no salió. En la comunicación del Papa Francisco vuelve la verdad del encuentro, de ver y ser visto, y así se testimonia la fe, subrayó Paolo Ruffini, advirtiendo contra el riesgo de que nuestro tiempo de terminar en un juego de espejos, en el que al final se mira sólo a sí mismo.

El libro quiere incluir en sí mismo el sentido de la Iglesia abierta a la comunicación para transmitir su propio mensaje, lo dijo en la entrevista a Vatican News la autora del libro, Martina Luise, subrayando la importancia para los Papas de usar también el medio televisivo para proclamar el Evangelio.