Una exposición antológica, en Málaga, recrea la figura de Pedro de Mena

Dolorosa

Pedro de Mena vuelve a Málaga con una exposición antológica

El Palacio Episcopal y la Iglesia Catedral acogerán hasta julio
más de 100 obras del imaginero granadino

Imperturbables al paso de los años, las imágenes que coronan la sillería del coro de la Catedral de Málaga son objeto de admiración de quienes las contemplan. Ya sean malagueños o visitantes, entre sus numerosos santos queda el recuerdo que la gubia proporcionó devastando la madera de unas manos que ya son prodigio y forman parte de la historia del arte. Pedro de Mena y Medrano, imaginero granadino, afincado en Málaga durante parte de su vida, discípulo de su padre Alonso y progenitor de sus hijas Claudia y Andrea, quienes siguieron su estela, volvió a Málaga para reunir sus obras en una muestra que forma parte de los hitos culturales y religiosos del año.

La expectación se dejaba sentir desde hace un año, cuando el Obispado anunció la apertura de esta muestra con más de 100 obras que se reparten entre el espacio expositivo Palacio Episcopal y la Catedral de la Encarnación. Desde grandes piezas venidas desde Valladolid y Toledo hasta obras de colecciones particulares, las imágenes se reparten en salas temáticas para conocer de primera mano el trazo, los colores y la expresión que otorgaba el imaginero a sus producciones.

AdChoicesLa apertura de la exposición centra la mirada del espectador en algunas piezas conocidas en la capital, como los Reyes Católicos que escoltan a la Virgen de los Reyes que se venera en la Catedral, o las desaparecidas tallas de la Virgen de Belén y el Cristo de la Buena Muerte, presentes en reproducciones coloreadas. El siguiente espacio pasa por la figura de María como Inmaculada Concepción, con piezas provenientes de distintos puntos de la geografía.