El Papa Francisco reconoce las Virtudes heroicas de Don Andrés Manjón y Manjón, sacerdote fundador de las Escuelas del “Ave María”, en Granada

Andrés Manjón, por el Albayzín granadino, en borriquillo

Andrés Manjón, por el Albayzín granadino, en borriquillo

La Santa Sede anuncia la promulgación del Decreto de
virtudes heroicas del Siervo
de Dios Andrés Manjón

Sacerdote y fundador de las Escuelas del Ave María,
falleció en Granada el 10 de julio de 1923

            Andrés ManjónEl Papa Francisco ha autorizado a la Congregación para las Causas de los Santos a promulgar el Decreto de virtudes heroicas del Siervo de Dios Andrés Manjón y Manjón, sacerdote de Granada y fundador de las Escuelas del Ave María.

            El Santo Padre anunciaba esta autorización de promulgación durante su audiencia con Mons. Marcello Semeraro, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, celebrada el lunes 23 de noviembre.

            En esta audiencia, el Papa también anunciaba la autorización para promulgar el Decreto de virtudes heroicas de otras cinco personas de Italia y Francia, así como el martirio de los Siervos de Dios Juan Elías Medina, sacerdote diocesano, y 126 compañeros, sacerdotes, religiosos y laicos, asesinados, por odio a la fe, en España, entre 1936 y 1939. También se promulgará el Decreto del milagro atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Mario Ciceri, sacerdote diocesano en Italia.

ANDRÉS MANJÓN Y MANJÓN

            Andrés ManjónNatural de Sargentes de la Lora, en Burgos, Andrés Manjón es un sacerdote, pedagogo y canonista, fundador de las Escuelas del Ave María, que nacieron para ofrecer una educación a los niños más pobres y marginados de Granada.

            Tras ingresar en el Seminario Mayor de Burgos y opositar en la Universidad de Salamanca, en donde obtuvo plaza docente, el Siervo de Dios Andrés Manjón y Manjón obtuvo la Cátedra de Disciplina Eclesiástica en la Facultad de Derecho en Granada. Desde entonces y hasta el final de sus días, Andrés Manjón estuvo ligado a Granada, donde cosechó un alto reconocimiento en ámbitos académicos y religiosos.

            Recibió la Ordenación Sacerdotal en 1886 y fundó las Escuelas del Ave María, que nacieron de ver diariamente a los niños gitanos analfabetos que no recibían atención alguna por parte de la enseñanza oficial y de su deseo de aplicar modernas técnicas pedagógicas. Implantó principios didácticos y doctrinales puestas en marcha en estas Escuelas, dejando un legado pedagógico que recogió también en numerosos escritos, dirigidos a todos, especialmente a los profesionales de la enseñanza.

            Su sistema educativo se conoce como “avemariano”, que se extendió fuera del ámbito del Sacromonte y de Granada, llegando a 36 provincias españolas y entre cuyas localidades a las que alcanzó está su pueblo natal. A principios del siglo XX puso en marcha en Granada una nueva iniciativa, llamada “Seminario de Maestros”, dirigida a difundir entre el personal docente estos métodos avemarianos.

            La causa de beatificación del Siervo de Dios Andrés Manjón, que tras la promulgación de este Decreto de virtudes heroicas pasará a llamarse Venerable, está abierta en la Archidiócesis de Granada.